Artroscopia: Concepto y Procedimiento

Concepto

La Artroscopia es una técnica diagnostica que permite visualizar directamente las estructuras internas de una articulación mediante un endoscopio especial (artroscopio). También se emplea para efectuar intervenciones quirúrgicas intraarticulares, como biopsias, extirpación de meniscos o cuerpos extraños, etc. Se utiliza sobre todo en la rodilla, el hombro, el codo y la muñeca, aunque puede aplicarse en otras articulaciones.

Técnica

  • El procedimiento se efectúa en quirófano, bajo rigurosas condiciones de asepsia y con anestesia local, epidural o general según la articulación, a fin se conseguir su completa relajación.
  • El artroscopio se introduce a través de una pequeña incisión en la piel de la zona, y para proceder a la observación de las estructuras intraarticulares se conecta al tubo un sistema de irrigación con liquido esterilizado y otro de drenaje (manteniendo así un circuito permanente de aspiración), una lente y una fuente de luz.
  • Si se trata de una intervención quirúrgica, se introduce el instrumental a través del tubo del artroscopio, o bien por otra incisión cercana a la primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *